Trazamos nuestro viaje comercial en Altia Control Tower y ya sabemos lo que viven los transportistas

 

cambio-en-la-logistica

 
 

Recientemente tuvimos que acercarnos hasta Zaragoza para una reunión en una gran empresa.

Como no podía ser de otra forma, decidimos usar Altia Control Tower para hacer seguimiento en tiempo real de la experiencia, en parte para hacer algunas comprobaciones técnicas, y en parte porque nos hacía ilusión.
 


Enganche al Viaje a Través de la App Móvill

Como sabéis, el posicionamiento del vehículo lo obtenemos desde los equipos embarcados en los camiones pero también a través de la App que forma parte de la plataforma Altia Control Tower y que llevan los conductores en móviles.

Cuando iniciamos el trayecto, abrimos la App tanto en un Android como en un iPhone, y efectivamente, encontramos nuestro viaje asignado. Previamente lo habíamos registrado en la herramienta.

En la siguiente captura de la app, se puede comprobar el ID asignado al viaje, 383918, su origen y destino, y más importante aún, la famosa ETA (Estimated Time of Arrival), tan venerada en el sector y que ya está mejorando los ratios de eficiencia de entregas y tiempos de conducción a las compañías que apuestan por estas tecnologías.
 


Visibilidad de Nuestro Viaje en Tiempo Real

Debido a que se va entregando el posicionamiento GPS a la Torre de Control cada poco tiempo, en todo momento pudimos ir comprobando cómo efectivamente la herramienta conocía el detalle del trayecto ya realizado, así como, por supuesto, el del restante hasta el destino.

La frecuencia de envíos de posicionamiento es configurable, y normalmente se realiza un control cada pocos minutos. En la siguiente animación hemos realizado un pequeño muestreo de las posiciones marcadas para no hacerla muy exhaustiva, pero se comprueba perfectamente cuál es el trayecto seguido y lo que nos iba quedando hasta Zaragoza.
 


Personalmente se me hizo curioso un detalle: estamos acostumbrados a manejar sistemas de posicionamiento estilo Google Maps, al menos a nivel particular, que tienen una orientación de “guía en ruta”, es decir, ofrecen una imagen subjetiva, la del vehículo y su entorno cercano. Precisamente para saber qué direccionamiento debes seguir. En este enfoque falta la vista de pájaro del trayecto hasta el destino, de manera que puedas realizar decisiones en tiempo real sobre posibles modificaciones de la ruta. Por ejemplo, ¿y si paramos a cenar en Logroño? ¿O será mejor seguir hasta Zaragoza y cenar allí? Al no tener la perspectiva global del trayecto, realizar modificaciones en caliente resulta inviable, lo que obliga a parar y realizar la planificación buscando información y comparando.

Sin embargo, cuando tienes la vista de pájaro que te está ofreciendo la Torre de Control, este tipo de decisiones se pueden realizar en caliente, dado que tienes conocimiento visual de cuánto te desvías de lo planificado al modificar tu ruta. ¡Ojo, abstenerse transportistas!


Y Claro, No Todo Va a Ser Conducir

Respondiendo a la pregunta de antes, finalmente decidimos parar en Logroño, y ¡qué gran decisión!

Muy recomendable pasarse por la Calle del Laurel y disfrutar de sus vinos y tapas, y para los amantes de los huevos rotos, imprescindible en esa zona la visita a Los Rotos, un afamado bar donde te ofrecen todo tipo de huevos rotos (con jamón, gulas, setas, y mucho más) servidos dentro de una medio hogaza de pan que hará las delicias de cualquier visitante.

Más información sobre Logística y Torres de Control cada semana en Altia Logistic Software. ¡Acompáñanos!